Ilustración de Madrid
18 de Diciembre de 2017  
Inicio Inicio  
Inicio Mapa Web  

Kilómetro 0. Número 4

CUANDO, entre signos de admiración, decimos ¡Caramba!, sabiendo o sin saberlo, repetimos el entusiasta elogio que en el siglo XVIII se dedicaba, con su sobrenombre, a las hechuras de la tonadillera Maria Antonia Fernández Villarejo, de la que se da noticia (páginas 61-66), a propósito de la memoria de la copla y del cante. Así, el piropo se generalizó en interjección. Para el curioso lector añadiré que, en los archivos, está Maria Antonia La Caramba, película que interpretó Antoñita Colomé, dirigida por Arturo Ruiz Castillo, en 1951.

En un grave quiebro, de lo frívolo a lo horroroso, constato la admiración escalofriada que ha producido la gran fotografía de la destrucción perpetrada en la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas, publicada en el numero anterior de ILUSTRACION DE MADRID (20-21). Es prácticamente imposible que una revista trimestral pueda ofrecer una primicia informativa (el scoop periodístico). Las circunstancias nos han favorecido e ILUSTRACION DE MADRID lo ha conseguido, en cuanto que esa panorámica de la catástrofe no se ha visto en ningún otro medio.
En este número 4, número de verano, que, con Mingote (21) cierra el ciclo de las cuatro estaciones, se produce un curioso encuentro no buscado. La sociedad gastronómica Txoko Zar (55-60) tiene su asiento en la plaza de San Nicolás, la misma que como plazuela enseña el plano de Tomás López (86-87) en una muy recomendable entrega de la serie Paginas de bibliografía histórica matritense. Concuerda, pues, que Txoko Zar, en vascuence, signifique Rincón Antiguo.

Se abre el número con el alegato del general Marchante sobre el Museo del Ejército (4-14) y sigue, como actualidad de la primavera pasada, con la interpretación auténtica del monumento a las victimas del atentado del 11 de marzo de 2004, ya que son los autores quienes explican sus singularidades (15-18). La actualidad rebota en la inauguración del nuevo Teatro Circo Price (22- 28), en el aumento de la esperanza de vida (33-38) y en la crisis cinematográfica de la Gran Vía (67-68).

En la hornacina de la Historia colocamos las primeras Cortes Generales que en Madrid se celebran (43-48) y los cimientos del Puente de Segovia (29-32) en los siglos XIV y XV respectivamente. Del siglo XVIII, amén del callejero (83-90), aportamos el espléndido plano de Espinosa de los Monteros (91-96), cuarto de la serie que lectores atentos nos animan a continuar y que continuará en el número 5 con el plano de Nicolás de Fer, Géographe de sa Magesté Catolique, dibujado en Paris en 1706. Del siglo XX, el estreno de Los intereses creados (39-42), la feria de libros de la Cuesta de Moyano (103-110) y la edad de plata del humor gráfico (69-74). Y del siglo XXI, la Ciudad Financera de Boadilla del Monte (75-82), IFEMA (102), las novedades de la librería madrileña (101) y las crónicas del trimestre (98-100) en las que dos cronistas, sin proponérselo, han coincidido en el titulo verdaderamente dominante en los tres meses pasados: promesas e inauguraciones.

Recomiendo el poema de Manuel Alcántara, que nos engalana (19-20). Tengo el privilegio de haber paseado el bulevar, nuestro bulevar de Sagasta, con Manuel Alcántara. Y saludo a Ramón, por supuesto, Ramón Gómez de la Serna, por vez primera en ILUSTRACION DE MADRID, en un estudio sobre la presencia de la ciudad en su literatura (49-54) y, como chispa saltada de la hoguera, en una personal ilustración de greguería (99), aquella que dice: Los gallos de la trompeta que lanza el callicida musical le convierten en palo de gallinero.

Naturalmente, necesariamente, Ramón estará con nosotros en sucesivas páginas de ILUSTRACIÓN DE MADRID, en cuanto constante referencia y crítico protector para que no se nos escape gallo alguno.


Enrique de Aguinaga, Director

© 2008 Ilustración de Madrid - C/ Coloreros 2 - 1º, 2ª (28013) Madrid Telf/Fax: 913666707